martes, 17 de septiembre de 2019

Tal vez




    Tal vez jamás coincidamos en ese lugar donde tú has estado, o estás en este instante. Ese lugar que un día recorrí, con la mirada asombrada y una sonrisa en mí cara.

   Pero que sepas que si alguna vez regreso y sé que tu has estado, te pensaré y te llevaré en cada paso.

   Porque en el corazón no hay tiempo, espacio o distancia que impida que mí mente te piense y mi alma te lleve, ahí en ese lugar donde nadie llega, ese lugar donde lo bueno queda.

 © María

20/01/2019


[Tal vez ]

Estaré loca
Pero al menos puedo volar
Sin dejar de posar mis
Pies en el suelo
Convirtiendo mí pasión
En fuego.


María  ©

viernes, 13 de septiembre de 2019

En la víspera de nos...

       ...    Acostumbraba a invitar al silencio, para acompañarme



Después,

bebíamos los dos ,

en secreto un cáliz de ansias

que se disolvía

en  sonámbulos letargos

de las madrugadas

a la amparo de las agujas

de un tísico reloj  de pared

que marcaba sin piedad,

uno por uno

cínicos y feroces

minutos de insomnio

insolente, insaciable devorador

de calmas nocturnas

MaRia


lunes, 2 de septiembre de 2019

Extraños


      Sabe que a veces es complicada, que reacciona de manera imprevisible, que calla cuando todos hablan, que llora cuando escucha a lo lejos carcajadas.

     Sabe que puede resultar intolerable, imposible, cuando siente esa necesidad de huir, de todo, de ella
    No lleva muertos en su mochila, sólo sentimientos, momentos, instantes, en soledad y compartidos,
a veces, inevitablemente se le borra la sonrisa de un plumazo, sin quererlo, porque sabe que cuando eso pasa puede hacer daño

      Entonces corre, corre, corre, o mas bien huye porque hay silencios que abrazan y otros  pueden ser un foso de futuras sepulturas.

    Escucha los gritos de la turba aullando: lleva demasiados muertos a sus espaldas

Y piensa que tal vez sea verdad, que no soporta más gritos, ni más muertos, ni lágrimas de infelicidad

Agarra su mochila y se va con su soledad
  MaRia ©
17/09/2018


 Amaba a los extraños. 
hasta el punto de sentir el alma vacía 
y caer en el dolor lacerante 
que mata 
que mata con fuerza, violencia, 
que mata varias veces 
que mata la muerte 

Amaba, amaba tener miedo, 
amaba a los que nunca conoció realmente,
los que permanecieron allí, en el umbral del sueño, 
los que no se sacudieron el cosquilleo tibio 
que no abrieron los ojos, mostrándole llamas apagadas, 
realmente amó a los que acariciaron su  mente con su mente 
que abrieron sus piernas con el sol palabras 
amaba a quienes recogían sus lágrimas en lágrimas
 y las besó en silencio
en silencio
amó a extraños toda su vida.




Fotografías: Margarita Kareva

lunes, 26 de agosto de 2019

Hay silencios y silencios


A Veces creo en los silencios.
me hablan a través de las mareas
me cuentan
historias de ondinas y marineros
de islas solitarias
de manantiales transparentes.
otras...

Hay
Silencios que hablan
más fuerte que los sonidos,
sonidos que emiten labios abiertos
abiertos, perdidos
entre insolentadas palabras.

En esos silencio escucho tu voz
como un arrumaco a los vientos.
y nada se torna callado
todo se enciende, todo es sonoro.

Insolentes palabras ,
como la sonrisa en tu mirada,
mirada  socavando   la mía,
como tu mano al deslizarse en mi cara.

Quizás el mundo acalle su bullicio.
Quizás las olas mueran mudas en la orilla.
Quizás los vientos pasen sin silbidos aparentes.

Palabras que sin hablar,
las entonan tus manos
acelerando  los latidos del corazón,
engarzando  tu aliento en mi nuca
palabras cuando me acoges en tu pecho.



Hay silencios que se traducen
en las palabras de tus gestos
insolentadas palabras
en la cúspide del deseo



Mientras este amor me surca por las venas
Mientras el deseo siga comiéndome cada pliegue
Mientras sea " Tu Nombre" quien me procrea " Nombrándome"
Todos los sonidos del universo emergen en este abrazo.


Quizás el mundo acalle su bullicio.
Quizás las olas mueran mudas en la orilla.
Quizás los vientos pasen sin silbidos aparentes.


jueves, 18 de julio de 2019

Con[S]cienciaS


      De la consciencia solo quedaba una gota en el fondo de la copa; era blanca, y dado el tiempo que llevaba allí, como cualquier otra conciencia ya habría dejado de estar fresca, sobre todo teniendo en cuenta que era verano.

   ¿Cómo rayos se mantiene una consciencia fresca en pleno verano?

   Quedaba, también una última decisión: beberse hasta la última gota ,dejar que permaneciese allí, como prueba de su existencia o que en un momento cualquiera fuera su mejor tentación .

   Súbitamente, seguramente en aquel instante en que se fuma más de un cigarro, o se busca un mechero en algún lugar , la inconsciente mano deja caer la copa, derramando su última gota por el suelo .

      Todo -seguramente- sucede tan rápido, que antes de poder reaccionar , el gato se apresura a lamer el tibio liquido . ¿Surtirá efecto  esa pequeña porción de liquido en quien, por instinto, se la ha bebido?

     A la mañana siguiente, los dos, la mano y el gato hablaron del tiempo que hacia y de como este verano estaba siendo extremadamente caluroso y seco .

    En la sala, un libro, recitaba en voz alta, y con excelente entonación un poema

   ¡  Y vosotras
cosas sin sentimiento
sin razón
por qué esperáis
para conquistar de una vez
el mundo!


           En la parte opuesta de la estancia, una garrafa de liquido blanco, en el hielo, con un rotulo humedecido , aun se podía leer las primeras letras : cons

         Se oyó un estruendo, al mismo tiempo que un maullido  y una mano aun intento asegurar la copa, pero ya no llegó a tiempo ....

-Cosas de la conciencia  o de la consciencia

             María ©
         

   

miércoles, 3 de julio de 2019

Remota Evidencia

La boca puede mentir, pero la mueca del momento revela la verdad
 Friedrich Nietzsche

Sucede que a veces
la verdad se vuelve oscura

No dura o fría
cómo algunos dicen

A veces, nuestra verdad
se cubre de dudas

Es un manto raído
salpicado de halagos

A veces sucede,
la verdad es carta marcada
bajo mantos de mentiras

La verdad, siempre es verdad
dicen, dices, digo

Entonces,
si cada quién atesora su verdad
me despojo de la mía
tal vez errada,
tal vez mentira

¡Que me muestren!
sus otras verdades
tal vez más claras
más limpias
más puras

Que esta
Impía verdad mía

MaRia ©
3/10/2018




Fotografía: Harper’s Bazaar Spain May 2018 Catherine McNeil by Vincent Peters

lunes, 1 de julio de 2019

Escrita en un susurro

Suena: La memoria y el mar [ Amancio Prada ]


Yo notaba palpitante,
la vida que presentía
entre láminas de sangre,
de una antigua profecía.
Esa exactitud azul,
sobre ese mar nunca en calma
que me devuelve la luz,
a la memoria del alma.


Léo Ferré


     Si tuviera que escribir una carta de despedida para ti y para la vida, lo haría bajo las notas de una hermosa canción.
 
    Lo haría mirando mis manos, de vez en cuando, bajo una luz que acaricia mis dedos.Sin lágrimas y en mi cara una embriagante sonrisa .

   Te diría algo que te hiciera  sonreír y te diría, por supuesto , cuanto me encantó verte reír, sentirte feliz; cuanto amé tu voz, cuanto me envolvieron tus abrazos. 

    Intentaré no olvidar nada ni a nadie, donde tantos instantes han hecho ovillo en mi corazón, donde la memoria de los sentimientos es indeleble, perenne. Lo haría y sé de antemano que más de una lágrima se escaparía besando con ternura la comisura de mis labios 

   Y también te  diría, a costa de no parecer creíble, que este mundo es hermoso y que la vida es un sueño, por tanto, y permite que lo haga, te aconsejaría que la vivieras hasta el final. 

    Sé que este sol es un columpio, viene y se va, pero estoy segura que siempre permanece

     Existir es complicado, pero para algunos parece simple: tienen el sol siempre bien cosido a su corazón,  incluso cuando se lo quitan, saben cómo y dónde encontrarlo.

     Si tuviera que escribirte una carta de despedida para ti y para la vida, lo haría sin dejarte, todo aquello que he sentido por tí. Intentando cortar esos flecos de dudas que siempre permanecieron entre los dos.

   Te abrazaría tan fuertemente como nunca antes lo he hecho y aunque te resulte contradictorio con la suavidad de quién acaricia un recién nacido

   Me  gustaría, terminar  con un adiós, escrito en un susurro; un cálido adiós, solo un susurro 

   Un adiós que no se rompe en la garganta sino que se desliza líquido y se inyecta en el corazón, para que no te golpee demasiado fuerte

     María©

pd/ Iré   feliz con la convicción de que no estarás triste 



*La primera imagen es de mi propiedad  y corresponde a la Isla del Castillo de Sta Cruz

Tal vez